CERTIFICADO DE RESIDENCIA FISCAL

 

POR EL PRINCIPIO DE ECONOMÍA, SIMPLICIDAD Y CELERIDAD, LA TRADUCCIÓN DEBE SUJETARSE A LO DISPUESTO POR LEY DEL NOTARIADO PLURINACIONAL.

LOS DOCUMENTOS OTORGADOS EN EL EXTERIOR DEBEN SER AUTENTICADOS POR LOS FUNCIONARIOS COMPETENTES DEL PAÍS DE ORIGEN Y LEGALIZADOS POR LAS AUTORIDADES DIPLOMÁTICAS O CONSULARES DE BOLIVIA ACREDITADAS EN ESE PAÍS.

BOLIVIA RATIFICÓ EL CONVENIO PARA SUPRIMIR LA EXIGENCIA DE LEGALIZACIÓN DE LOS DOCUMENTOS PÚBLICOS EXTRANJEROS (CONVENCIÓN DE LA HAYA SOBRE LA APOSTILLA).

LOS DOCUMENTOS DE ORIGEN EXTRANJERO QUE SE ENCUENTREN DEBIDAMENTE APOSTILLADOS SURTIRÁN PLENO EFECTO LEGAL DENTRO EL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA.

LOS CERTIFICADOS DE RESIDENCIA FISCAL EMITIDOS EN EL EXTERIOR POR LAS RESPECTIVAS AUTORIDADES COMPETENTES, GOZAN DE PLENA VALIDEZ EN TERRITORIO NACIONAL, YA SEA POR PROCEDIMIENTO DE AUTENTICACIÓN DE DOCUMENTOS O EN EL CASO DE PAÍSES ADSCRITOS AL CONVENIO A TRAVÉS DE LA APOSTILLA QUE CERTIFICA LA AUTENTICIDAD DE LA FIRMA, LA CALIDAD DEL SIGNATARIO Y LA IDENTIDAD DEL SELLO O TIMBRE CON QUE EL DOCUMENTO ESTÉ REVESTIDO.

PARA LA TRADUCCIÓN OFICIAL DEL DOCUMENTO EN ATENCIÓN AL PRINCIPIO DE ECONOMÍA, SIMPLICIDAD Y CELERIDAD DEBE AJUSTARSE A LA LEY DEL NOTARIADO PLURINACIONAL.